Familia. Vida.

Tengo la suerte de conocer a Germán y Maite personalmente gracias a mi mujer,  y tuve la suerte de grabar ese día que recordaran para siempre en el calendario año tras año. Una boda marcada por el amor de la familia y de sus amigos.

En palabras del padre de Germán, «A estos dos, se les va a dar bien el matrimonio»

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *